TU VIAJE EN BARCA CON DIOS Y EL EGO.

El CIELO se halla aquí para alcanzar a las almas en la Tierra con el propósito de despertar:
 *Nuestra conexión Divina*
 *Nuestra autoconfianza*
 *El conocimiento de ser merecedores por igual ante los ojos de Dios*
 *Paz en la Tierra*

Dios siempre nos está acercando a él; SIEMPRE.


DIOS Dijo:

Es el Dios que mora en ustedes quien va remando su barca, así de sencillo. No deseo separarles de mi; no deseo que se partan en dos. Sin embargo existe un gran poder de Dios dentro de cada uno de ustedes que les guía así como un pequeño ego que les obstaculiza. El poder interior tiene en cuenta en realidad sus intereses mientras que el ego quiere engrandecerse y actuar ante las masas.

Estoy sentado en el trono de sus corazones y el ego corretea por sus pies, haciéndoles tropezar a menudo. Yo me preocupo, amados, pero no me perturba. Sonrío y rio porque sé que el ego está simplemente entretejiendo sus labores y ustedes me seguirán; durante toda la eternidad ustedes me seguirán a mí. No existe una sola ocasión para la cual no lo hagan. Sin embargo no crean que tendrán que esperar largo tiempo. Ustedes ya me han permitido a mi liderazgo; quizás cuando el ego no está mirando. El ego puede entretejer sus retorcimientos y causarles estragos, pero no puede verdaderamente mover los remos de sus barcas.

Sepan lo seguros que están conmigo y que estoy a salvo con ustedes. El ego obstaculiza el camino y el ego acabará dejando de obstaculizarlo. Interferirá cada vez menos con nuestro buen arte de llevar las barcas, hasta que se convierta en un pequeño goteo en nuestro despertar, y vaya siguiéndonos desde tan atrás hasta que acabe perdido en alguna manifestación creada por él.

El tonto ego les convencerá que está funcionando en su nombre, pero el ego no posee visión alguna y aún menos sentido común. Los pensamientos del ego son miopes y su supuesta supremacía es pasajera. El ego es caduco. El ego está hecho de pequeños baches en el camino. Mientras que yo soy el camino y ustedes viajan conmigo, amados. Con respecto al ego ustedes pasan por encima de él o lo rodean. En cualquier caso, ustedes lo evitarán.

Viajes con Dios. Nosotros podríamos hacer una tarjeta de negocios para que ustedes la distribuyesen. Tendría sus nombres y un lindo logo del Sol y de las Estrellas. Debajo del logo estarían escritos sus nombres; después de sus nombres vendrían sus ocupaciones escritas claramente: Viajes con Dios. Su dirección sería “El Cielo”, y su correo electrónico sus nombres @cielo.net. Yo elegí net (red) por que me gusta la connotación de una red que nos conecta y nos abarca a todos. Por su puesto, me gusta .org también porque nosotros somos el poder organizador del universo. De una forma u otra, no importa, ya que todos los mensajes enviados llegarán a ustedes, y a mí, quizás a través de ustedes.

Como números de teléfono pongamos, marquen AMOR. Para marcarlo deben hacerlo desde su corazón por su puesto. Si queda suficiente espacio en su tarjeta, podemos añadir también: “Abierto a todas horas, día y noche; sin cita previa.”. Y después, termínenla con un pequeño eslogan: “Encuentros bajo las Estrellas”.

¿No es acaso lo adecuado?, ¿y no es este un buen negocio?.

Quizás desearan ustedes que se titulase: buscador de Dios; está bien. Buscador de Dios, o pensador, sastre, comerciante, o marinero. De cualquier forma, ustedes viajan conmigo, y yo tengo el placer y el lujo de viajar con ustedes. Entiendan que este es también mi viaje. A donde quiera que ustedes vayan, yo voy. Somos compañeros, ¡más que compañeros!, somos uno. En nuestra unicidad radica nuestra fuerza; tal es nuestra fuerza. No necesitamos incluso pensar en ella, puesto que en la unicidad la debilidad ni tan siquiera existe.

El ego esta basado en debilidad y lleva ya mucho tiempo sacando su bandera a relucir. Ahora la unicidad sube como un obelisco desde la Tierra hasta el Cielo, como si en realidad hubiese distancia alguna para viajar.

Volver atrás
Todos los derechos reservados. Copyright 2011